29 noviembre 2006

Un colegio público de Zaragoza suspende actos navideños invocando su laicismo


El año pasado, el centro eliminó del festival los villancicos de temática religiosa.
Sin embargo, sigue celebrando Halloween, una fiesta de origen celta que fue cristianizada.
El colegio público Hilarión Gimeno de Zaragoza ha suspendido el festival previsto para Navidad para defender y promover una educación laica. La medida, que ha causado malestar entre muchas familias con hijos en el centro, fue propuesta en octubre por el claustro de profesores y aprobada después por el consejo escolar, con la oposición de los padres, según indica la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del centro en su último boletín.
Este organismo ha iniciado una recogida de firmas para protestar por la suspensión y con el objetivo de que el festival se recupere el próximo curso "porque es un momento único de participación de los padres en un acto escolar y a los niños les hace muchísima ilusión", indican en la hoja informativa. Estas firmas se trasladarán al equipo directivo para que comunique el parecer de las familias en el próximo claustro.
La presidenta del AMPA, Cristina Añaños, aseguró que en el festival del año pasado ya se suprimieron los villancicos que hablaban de Jesucristo o tenían referencias religiosas y -como es un colegio bilingüe- se optó por canciones en inglés sin este tipo de temática.
El director del colegio -ubicado en el barrio del Arrabal- rehusó hacer declaraciones al respecto, ya que consideró que se trata de "un asunto interno". Éste se limitó a explicar que se decidió que los actos navideños no formaran parte de la programación anual del centro por diversos motivos, entre los que se encuentra la falta de espacio. El centro no dispone de salón de actos y las actividades se celebraban en el gimnasio. Fuentes del centro apuntaron también que el festival quita tiempo a los profesores y no les permite impartir toda la materia prevista para el trimestre.
La presidenta del AMPA quiso aclarar que la relación entre el organismo y la dirección del centro es "cordial" y que se han mantenido varias reuniones para tratar este asunto. La última, ayer por la tarde. En ella, se decidió enviar un escrito a los padres para explicarles detalladamente todas las razones que han llevado a la suspensión del festival.
El tema más comentado
El clima de entendimiento entre la AMPA y la dirección del Hilarión Gimeno no ha evitado que los actos navideños se hayan convertido en el tema más recurrente del centro en los últimos días. Las familias ayer consultadas se mostraron molestas con la medida adoptada y consideraron que no beneficia a los niños. "A mi hijo le hace ilusión cantar villancicos con sus compañeros de clase delante de los padres. No va a entender por qué no lo hace este año", comentó una madre. "Mis hijos no están bautizados ni van a clase de religión, pero la Navidad va más allá. Disfrutaban mucho en el festival. No pueden quitarlo porque consideren que hiere sensibilidades", añadió otra. Hasta este año, los alumnos preparaban canciones, bailes y obras teatrales que representaban ante sus familiares.
Muchos padres aseguraron que no entienden por qué el centro no celebra la Navidad, pero organiza fiestas como la de Halloween. Esa celebración de origen celta marca el paso entre el verano y el invierno y fue cristianizada como fiesta de Todos los Santos y convertida en Halloween ("to hallow" significa "santificar"). Tras la reunión con el director, Añaños explicó que esto se debe a que el proyecto educativo bilingüe del colegio obliga a celebrar esta fiesta para que los niños aprendan vocabulario en inglés y conozcan otras tradiciones.
Ante esta situación, el AMPA propuso a los padres la posibilidad de organizar ellos mismos una fiesta, pero en el claustro se decidió que no era adecuado. Este curso, además, se ha suspendido también la entrega de regalos de Reyes. Todos los años, la Asociación de Madres y Padres regala a cada aula juegos, pelotas, cuentos, etc., que los Reyes Magos se encargan de entregar personalmente a los niños. Por mayoría se decidió suspender también este tradicional acto, según indica el boletín informativo del AMPA.