12 mayo 2006

La financiación de la iglesia

"El antifaz no nos deja ver la cara de quien va dentro... Y es mejor, porque algunos tienen mucha cara saliendo de nazarenos sin preocuparse de llevar una vida cristiana..." Esto que comenta Antonio Burgos en una de sus memorables entregas. Y es tan verdad como un templo, pues a algunos cristianos del PP debía caerles la cara de vergüenza, pues escudándose en la faceta política que les blinda, no hacen nada más que atacar al sistema democrático por ser, según ellos, netamente laico.

Contentos nos tiene a los laicistas el Sr. Zapatero, para encima tener que escuchar de boca del personal del PP que el Gobierno socialista y sus aláteres en las Comunidades Autónomas son unos propulsores del laicismo beligerante que está cooperando a destruir a la sociedad española.

Hasta hace poco veíamos al Sr. Bono, ex –ministro de Defensa ejerciendo en medio del boato eclesial de obispos y cardenales; o al alcalde de La Coruña engalanarse con sus creencias y amistades religiosas, supongo que serán aquellas que ahora se frotan las manos con su presencia en el Vaticano, o sea el Opus Dei.

Atrás queda aquella mención de Paco Vázquez en una logia coruñesa, en medio de una tenida blanca, de que cuando era aspirante a alcalde tenía en mente dos visitas una a Sicilia y otra a una ciudad americana, para tomar ejemplo del control siciliano de lo que ocurría en cada rincón, y en lo que se refiere a USA su interés venía por la impresionante modernez de la urbe, para que luego fuese referencia en su largo mandato. Lo que nos ocultaba en aquellos momentos era que la estancia de su hijo en una Universidad del Opus, le serviría para sus futuras relaciones.

Pero así van las cosas de este país, hay quien en vez de preocuparse de la esfera social le priva más compilar trabajos y escudriñar si las comas o los acentos, de éstas mis modestas entregas matutinas, están bien colocados, o si todo se escribe en correcto y ortodoxo estilo castellano. ¡Vaya que hay quien se queda con las mondas¡, O como dirían los argentinos con los mondongos.

Pero para mondongo el de éste Estado que se ve ninguneado de una y mil maneras. Por eso cada día veo más lejos esta premisa que marca el artículo 2 de la ley de 1905,(francesa) según el cual "la República no reconoce, no emplea y no subvenciona ningún culto (…) ", y afirma que, a ojos de la República las religiones son iguales entre ellas, y que en ausencia de una religión oficial el Estado no se erige en árbitro de las creencias y por tanto se abstiene de privilegiar alguna de ellas.

Queda de este modo el Estado como garante de lo "neutro" y aunque a las autoridades religiosas pueden y tienen el derecho a expresar su punto de vista sobre las leyes del Estado, no pueden interferir en su elaboración, ni ejercer ninguna influencia, en ningún sentido, en su aplicación.

Pero esa neutralidad, aunque estemos en un gobierno aconfesional se rompe a cada minuto, no hay nada más que ver la financiación de la iglesia, amén de la crucecita que cada año se nos requiere en la Declaración de la Renta, y los servicios que debemos pagar por sus “servicios” a la Iglesia católica, encima vemos como con los dineros públicos se repara el patrimonio religioso: edificios como la Iglesiona de Gijón, con su sus expresivas placas dedicadas a la "barbarie roja", son costeadas sus reparaciones con dinero del estado, o como iglesias de la zona de Villaviciosa, Concejo regido por el Partido Popular más rancio, se ve ven beneficiadas con miles de euros `para su reparación y conservación.

No estaría de más montar un observatorio de seguimiento del costo que nos supone a los españoles el mantener el patrimonio religioso, de seguir de este modo, estoy por presentar un recurso para que el gobierno local o regional me pague los arreglos de mi logia, ya que hasta se nos considera una religión aunque laica.

Nada, que pese a las jornadas de debate que se monta le TVE1 con la financiación de la Iglesia, con progresistas de IU y demás, estamos muy lejos de que la haya una auténtica separación y d consolidad una democracia, pues para que esta sea tal darse este premisa. Democracia y laicismo son binomio indivisible. La democracia o es Laica o no es democracia.


Victor Guerra