21 enero 2007

El Laicismo un avance de la democracia

Jean Michel Quillardet GRAN MAESTRE DEL GRAN ORIENTE DE FRANCIA : "Para un masón, el laicismo es un avance en la democracia"

Jean Michel Quillardet, en Oviedo.

Foto:FERNANDO ROBLES

Democracia y laicismo son dos términos que según explica el Gran Maestre del Gran Oriente de Francia, Jean Michel Quillardet, han de ir juntos. La masonería tiene como objetivo la búsqueda de la verdad y el fomento del desarrollo intelectual del ser humano, además del progreso social. Ayer, Quillardet ofreció una conferencia en el Auditorio en la que habló de los valores de la propia organización.

--Siempre se ha hablado del misterio y el secretismo de la masonería, cuál es la realidad?

--Es una concepción falsa que no deja de ser un mito, en el que puede que incluso los propios masones hayan podido contribuir, al no haber explicado claramente las cosas, pero en todo caso, el Gran Oriente de Francia, que es a quien yo represento, no es para nada una francmasonería secreta. Desde que existe siempre se han hecho debates públicos y actividades con gran transparencia. Incluso las reuniones de la propia organización, en muchos casos, han sido abiertas a la prensa. El único secreto que puede existir, y de ahí puede venir el malentendido, es decir si se pertenece o no a la identidad, pero como en cualquier otra asociación.

--Para mover los hilos de la vida política y económica, hay que estar en un segundo plano?

--No responde a una realidad concreta. Efectivamente hay vocación clara de ejercer una influencia intelectual para la defensa de determinados valores ligados a la democracia, a las libertades públicas y en ese sentido, todo el trabajo intelectual que se pueda hacer es necesario, por ejemplo, para luchar contra la pobreza, por el laicismo y a favor de los derechos humanos. Todas esas cuestiones necesitan que haya cierto trabajo intelectual y que en ese sentido sí se intente estar detrás, cada uno en el ámbito que le corresponde. No se trata tanto de una leyenda oscura sobre qué hacen o qué son los masones, sino que se trata de algo público.

--Hay falta de presencia femenina en los órganos de poder, es reflejo de un cierto machismo?

--Existe una masonería femenina en Francia y otra aquí en España, donde las mujeres trabajan por el feminismo, por la igualdad y en general, por los derechos de sí mismas. El Gran Oriente de Francia trabaja, recibe y reconoce a esas mujeres. Pero a pesar de haber dado esos pasos, por cuestiones históricas, la organización sigue siendo exclusivamente de hombres. Puede ser una contradicción que se defienda la igualdad y que sea una organización masculina pero se plantea que hay un reconocimiento de las organizaciones mixtas y las femeninas porque se trabaja conjuntamente con ellas. Hoy en día, hay un gran debate abierto en Francia sobre la entrada de las mujeres en la organización.

--Dado que su conferencia trata la democracia y el laicismo, piensa que han de ir siempre unidos?

--Se puede pensar que existe una democracia no laica pero a mi forma de ver y según mi pensamiento, el laicismo es un avance en la democracia.

--En España parece que la Iglesia aún juega un papel importante en la política, cuál puede ser la razón?

--No me atrevo tampoco a contestar esta cuestión abiertamente, creo que les correspondería contestar a los masones que viven aquí. Pero pienso que pueda deberse al peso histórico y a su evolución. No es una cuestión española solamente ya que incluso en Francia, que es el país del paradigma del laicismo de Europa, con una tradición del antiguo régimen, la Iglesia conserva cierta presencia y poder. Por ejemplo, el presidente de la República, en muchas ocasiones, recibe a las asociaciones de partidos políticos, a sindicatos, a lo que es la sociedad, pero en otras ocasiones, también recibe a representantes de una determinada confesión religiosa. A juicio de la Francia laica, eso no deja de ser algo contradictorio porque implica perder el respeto hacia un credo particular, propio de determinadas personas.

-- Se ha sabido adaptar la masonería al paso de los años?

--No es que la masonería se haya adaptado a los tiempos sino que los valores que defiende son modernos. Son valores perfectamente actuales que surgen en el siglo de las luces. Valores vivos que hay que seguir defendiendo, que hay que apoyar siempre, no son conquistas que ya están hechas. En ese sentido son valores atemporales.

Entrevista de Noelia Arias Diario La Voz de Asturias
Publicada el 20/01/2207