02 septiembre 2008

Francia se manifiesta contra el Papa


“Los líderes religiosos son libres de viajar, pero no a cargo de la República”


ELPLURAL.COM

El Papa Benedicto XVI no podrá llegar a Francia tranquilamente. Los laicos ya le preparan un recibimiento, y no precisamente triunfal. Los franceses se movilizan contra lo que consideran una “visita proselitista y con cargo al Estado” del Pontífice. La Federación Nacional de Libre Pensamiento ha emitido un comunicado de prensa exigiendo que la República no reciba oficialmente a ninguna autoridad religiosa, Dalai Lama incluido. De momento, hay convocadas manifestaciones para los días 12, 13 y 14 de septiembre para reivindicar las leyes que avalan la libertad de conciencia.

En el comunicado, la Federación, miembro de la Unión Internacional Humanista y laica (IHEU), exige que la República no reconozca nigún culto. “En consecuencia, ni el Dalai Lama ni el Papa deben ser recibidos oficialmente por ninguna autoridad de la República”.


“Sumisión a la propaganda religiosa”
Para demostrar que no se trata de una fijación con los católicos, la asociación cita como un ejemplo negativo la visita de Tenzin Gyatso, la reencarnación del Dalai Lama, que “vino a hacer proselitismo a nuestro país”. “Como de costumbre, asistimos a una desenfrenada campaña mediática sin precedentes y una activa complacencia de las autoridades y de las instituciones por mostrar su sumisión a la propaganda religiosa”, apuntan.


Por el Libre Pensamiento
“El Libre Pensamiento defiende la libre circulación de hombres e ideas. En consecuencia, los líderes religiosos son libres de viajar, pero no a cargo de la República y no siendo reconocidos oficialmente por la República”, procalaman los laicos. “En eso consiste el estricto respeto a la laicidad del Estado republicano”, concluyen.

Fin de semana de movilizaciones
De momento, hay convocadas tres manifestaciones para reivindicar la “laicidad de Europa”, “la separación de los Estados y las religiones” y para exigir que no se financie con dinero público la visita del pontífice. Los librepensadores hacen así mismo referencia a la Ley de 1905, solicitando que se respete “nuestra libertad de conciencia”. Las citas de los inconformes son el viernes 12, el sábado 13 y el domingo 14 de septiembre.