08 marzo 2008

EL PP SIGUIÓ EN CAMPAÑA


EL PP SIGUIÓ EN CAMPAÑA

Los partidos pactaron suspender la campaña electoral, lo que ha sido
respetado por todosS menos por el PP. En efecto, la declaración de Astarloa
posterior a la firma del comunicado conjunto fue utilizada para volver a
insistir, aprovechando el respetuoso silencio de los demás, en algunas de
sus machaconas tesis. Pues bien, aunque el resto de las fuerzas políticas,
sensatamente, mantengan su compromiso, las ciudadanas y los ciudadanos, que
nos habían sumado a ese silencio, tenemos ahora derecho a responder.

Astarloa ha vuelto a exigir "El compromiso a no negociar con ETA y la
revocación de la resolución de 2005 que quedó vigente al finalizar
legislatura". Está en su derecho, pues la campaña termina legalmente a las
cero horas. Pero no deja de ser una maniobra, un último intento de utilizar
el terrorismo para ganar la batalla política. Podemos dar una respuesta.

Pocas horas después del asesinato de una persona, miembro además de otro
partido político, el PP trata de intoducir en un acuerdo unitario de
respuesta urgente la anulación de una resolución parlamentaria, intento en
el que ya ha sido derrotado en varias ocasiones. Aunque tuviese razón,
estaba fuera de lugar.
Pero no tiene razón. Pues precisamente la resolución que critica excluye la
posibilidad de una negociación política.

Además, por mucho que lo repitan, no ha existido tal negociación política.
¿Qué se ha negociado? Juraban que Navarra iba a ser entregada a ETA, pero a
quien se le entregó fue a ellos (y no se tome esta frase como el intento de
presentar ambas cosas como equivalentes). ¿Qué objetivo político ha
arrancado ETA? Ninguno. Nada de nada, Esos son los hechos, como hechos son
que nadie ha ido tan lejos en las cesiones a ETA como el gobierno de Aznar,
cosa que no criticamos ahora, pero que evidencia el cinismo de una derecha
que no juzga lo que se hace sino quien lo hace. Las pruebas de eso son
abrumadoras.

Por último, la acusación de que se ha permitido la presencia política de ETA
vía PCTV y ANV. ¿Por qué nadie recuerda que quien no los ilegalizó
-equivocada o correctamente, esa es otra cuestión- fue el gobierno Aznar,
que dejó en la legalidad ambas siglas cuando ilegalizó Batasuna y siglas
afines. ¿Por qué? Es de suponer que por no tener pruebas. ¿Cómo iba a
tenerlas otro gobierno o los jueces si esas siglas se mantuvieron congeladas
desde entonces hasta presentarse a las elecciones? Y nada dice en la ley que
un partido puede ser legalS salvo si se presenta a elecciones. Sólo una vez
presentados han entrado en una real vida política que permite juzgar si
tiene vínculos con ETA. Así que si alguien debiese dar cuentas de la
presencia electoral de ambos partidos, sería el PP.

La mentira tiene patas cortas.

Madrid, 23,55, 7 marzo

http://www.nonosresignamos.net
info@nonosresignamos.net