19 julio 2008

¿Reinvindicará la Iglesia a san Cristóbal frente al casco budista?

Escrito por: Luis Alfonso Gámez 16 Jul 2008



Leo, y alucino, que la Dirección General de Tráfico (DGT) confía en el “uso de un casco budista "portador de paz", que apela a la concentración, para disminuir los accidentes de carretera".

Es un casco normal y corriente pintado por los
monjes budistas de El Garraf de colores rojo y azafrán, además de incluir un mantra.

El artilugio fue presentado ayer por Pere Navarro, director la DGT, quien dijo que se necesita un poco de ayuda de la filosofía oriental para el manejo de la moto". Y se quedó tan ancho.

También avalaron la estupidez los motoristas
Pablo Nieto, Efrén Vázquez y Russell Gómez, además de la presidenta de la Asociación de Prevención de Accidentes de Tráfico, María Eugenia Domenech.

El lama Jamyang Tashi Dorje Rinpoché aclaró que ellos no venden el casco, sino que le dan “un valor añadido”. ¡Manda narices que esto ocurra en la España del siglo XXI! Desde la Administración se recurre a amuletos para reducir los accidentes de tráfico, corriendo el riesgo, además, de un incidente diplomático con el Vaticano por el arrinconamiento del clásico san Cristóbal frente a las modas orientales. Aunque eso es lo de menos. Lo que de verdad da miedo es pensar en qué manos está la DGT.

¿De verdad cree Pere Navarro que un casco budista sirve para algo más que uno normal y corriente? Si lo cree, el ministro del Interior debería reemplazarle inmediatamente al frente de la DGT. Si no lo cree, tendría que dimitir por dar pábulo a estupideces supersticiosas en vez de hacer su trabajo, que es para lo que le pagamos.
¿Reinvindicará la Iglesia a san Cristóbal frente al casco budista?