29 marzo 2009

«La iglesia retrógrada es la principal aliada del laicismo»

Entrevista | José Luis Iglesias | MIEMBRO DE EUROPA LAICA

 
José Luis Iglesias ofrece una conferencia en Sierra Pambley sobre religión y poder en la sociedad actual con motivo de la presentación del colectivo León Laico, esta tarde a las 19.30 horas

27/03/2009 A. Gaitero

José Luis Iglesias ofrece hoy una conferencia en Sierra Pambley

José Luis Iglesias, coordinador de Asturias Laica y miembro de Europa Laica, arropa hoy en León con su conferencia El poder de las religiones en el contexto sociopolítico actual la presentación del colectivo León Laico. Es a las 19.30 horas en el salón de actos de la Fundación Sierra Pambley. El laicismo, que entronca con la Institución Libre de Enseñanza y la IIª República no ha existido como movimiento en España hasta hace poco. Ahora se asienta en las plataformas de defensa de la escuela pública y laica y en León nace de la mano de la federación de asociaciones de madres y padres de alumnado de centros públicos Felampa-Sierra Pambley, Comisiones Obreras, Izquierda Unida, Izquierda Republicana, Confederación General del Trabajo y Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza (Stes-Stele). Su objetivo: ampliar la base con más entidades que reclamen la libertad de conciencia y la separación Iglesia-Estado.

-¿El laicismo es anticlericalismo?

-De ninguna manera, que no nos busquen para quemar Iglesias. Si alguien las prendiera nos encontrarían del lado de quienes ayudan a apagar el fuego. Nuestra crítica no va a la Iglesia sino al Estado. Es un movimiento que trata de crear las condiciones jurídicas y políticas para que se desarrolle la libertad de conciencia.

-¿La Constitución no garantiza la libertad de conciencia?

-Difusamente, no de manera explícita y tajante. Hay una ley de libertad religiosa, pero no de libertad de conciencia y la gente que no tenemos confesión somos invisibles.

-¿A qué se refiere?

-La elaboración de la Constitución española marginó a los ciudadanos porque no fueron convocadas elecciones a Cortes Constituyentes y además no todas las posturas políticas estaban legalizadas, en concreto los partidos republicanos que son los que tienen la tradición laicista de España, expresada en la IIª República.

-El acuerdo con el Vaticano es de 1979. ¿Se ha evolucionado?

-Con estos acuerdos, que no son propiamente constitucionales, la Iglesia se aseguró conservar los privilegios. Hubo un acuerdo tácito entre los partidos para no cumplir la separación entre Iglesia y Estado y se ha mantenido en el tiempo. La sociedad ha evolucionado del monolitismo al pluralismo y el Gobierno no recoge ese pluralismo.

-Se dice que España no es un Estado laico sino aconfesional.

-La palabra aconfesional no aparece en la Constitución. Dice que el Estado no tiene ninguna confesión oficial que es lo característico de un estado liberal. Y no tener confesión es ser laico. Lo demás es un invento para confundir.

-¿Qué pide el laicismo?

-Que todas las religiones sean retiradas de la vida pública a la privada. No es de recibo que los cargos públicos tengan que jurar delante de los signos de una religión y es vergonzoso que no se respeten las creencias de otras personas con funerales católicos como el organizado para despedir a las víctimas del accidente de Spain Air, entre las cuales había un alto representante de la Iglesia evangélica. O que permanezcan crucifijos en la escuela pública.

-¿Por qué ocurre ésto tras 30 años de Constitución?

-La Iglesia católica tiene representación organizada en todos los partidos, de derechas y de izquierdas y utilizan esa fuerza, como lo hace Ramón Jáuregui en el PSOE para que la Constitución no se cumpla. Hay concejales de IU que van en las procesiones y todos defienden la enseñanza concertada, incluido Gaspar Llamazares. Desde el laicismo lo que queremos es que la Iglesia no haga sus campañas con dinero público. Es absurdo que este Gobierno apruebe una ley del aborto y por otro lado pague a 14.000 catequistas para que digan en la escuela que esa ley defiende el crimen.

-Pues la Iglesia se siente agraviada y sale a la calle...

-Una de las estrategias de la Iglesia católica es presentarse como víctima, pura propaganda. La Iglesia ha optado por una estrategia de ruptura del consenso que hubo cuando aceptó la Constitución. Ejerce una presión que está muy cercana a desarrollarse fuera del ejercicio democrático.

-¿Cómo debería financiarse la iglesia católica?

-Hace años entré en un templo católico en Francia y me di cuenta de que los católicos franceses echaban billetes en el cepillo, los católicos españoles echan monedillas. Alemania, tiene cuota de IRPF, pero es un sistema muy distinto: hay un impuesto religioso específico. El Gobierno está equivocado si cree que va a callar a la Iglesia dándole dinero.

-Hay acuerdos con otras religiones...

-Si comparamos los privilegios que estas iglesias tienen con los que tiene la iglesia católica son mínimos. ¿La alternativa? El gobierno debe optar por dar privilegios a todas las confesiones o a ninguna, pero debe tener en cuenta a la población que no profesa ninguna religión.

-¿Tiene futuro el laicismo?

-Mucho. La jerarquía católica retrógrada es nuestra principal aliada, con el cardenal Rouco a la cabeza. No obstante, echamos de menos a partidos de izquierda en este movimiento.

-¿Y a la derecha?

-Es evidente que no podemos esperarla. Rompió el consenso al no aceptar los resultados de la legitimidad de las elecciones del 2004, y salió a la calle apoyada por la Iglesia. Es más, el PP tiene opción de llegar a gobernar sin ser una alternativa gracias al apoyo de la Iglesia.

-¿Qué opina de los bautismos civiles en los ayuntamientos?

-La antropología humana demuestra que ritos y símbolos son necesarios y que el Estado reconozca esas emociones es importante.

No hay comentarios: