02 noviembre 2009

IU-ICV piden suprimir la casilla del IRPF destinada a la financiación de la Iglesia

 

El obispo Algora, en la presentación de la campaña 'X tantos' de la Iglesia. G.PECOT

http://www.publico.es/votarEncuesta?idEncuesta=260&res=freemarker&idRespuesta=1114#encuesta

El número de ciudadanos que marcan la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta disminuye cada vez más.  Al margen de la tendencia en los usos de la famosa X,  la coalición formada por Izquierda Unida e Inciativa per Catalunya Verds pretende que no exista tal casilla. Para ello ha  presentado en el Congreso de los Diputados una enmienda al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2010, en la que solicita al Gobierno que lleve a cabo "las medidas oportunas para suprimir la asignación tributaria a la Iglesia católica".

Esta supresión incluye, entre otras cosas, la eliminación de la casilla del IRPF en la que los ciudadanos, de forma voluntaria, asignan el 0,7% de su renta a esta institución. IU-ICV quieren que se lleve a cabo esta propuesta antes de que finalice el primer semestres de 2010, según se recoge en la enmienda.

En el escrito, la coalición pide asimismo al Gobierno que establezca un plazo de adaptación para la completa autofinanciación de la Iglesia católica a través de las donaciones de sus fieles. En ese plazo, agregan, se revisarán "para su desaparición" los beneficios fiscales de los que disfruta esta institución, en particular los supuestos en los que no están sujetos al IVA y a las exenciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Por el contrario, IU-ICV plantea que el Gobierno "evalúe la posibilidad" de establecer incentivos fiscales sobre el IRPF y en el Impuesto de Sociedades para las donaciones de los contribuyentes que reciban las confesiones religiosas.

Sistema de financiación

En 2006, el Gobierno y la Iglesia llegaron a un acuerdo para crear un nuevo modelo de financiación, que se aplica desde 2007, y que, por un lado, suprime la dotación directa del Estado a la Iglesia y, por otro, eleva del 0,52% al 0,7% la asignación voluntaria que el ciudadano hace a esta institución a través de su declaración de la renta.

El proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado establece que esta institución recibirá el próximo año 159,1 millones de euros del Estado como anticipo del dinero que previsiblemente recaudará a través de la casilla del 0,7% del IRPF destinada a esta institución.

La liquidación provisional será el 30 de noviembre de 2011, llevándose a cabo de forma definitiva antes del 30 de abril de 2012. En ambas liquidaciones, una vez efectuadas, se procederá por las dos partes a regularizar, en un sentido o en otro, el saldo existente.

En la última declaración de la renta, el número de asignaciones a favor de la Iglesia se incrementó en cerca de 500.000, elevando así el número total de asignaciones a casi siete millones.

¿Suprimirías la casilla del IRPF destinada a la Iglesia católica?