07 octubre 2012

¡No al restablecimiento del "delito de blasfemia!"

Declaración conjunta de Asociaciones Laicas, Humanistas, Ateas y de Libre Pensamiento

¡Por su abrogación, donde todavía existe!

Desde 1999, la Organización para la Cooperación Islámica, cuya sede está en Yidda (Arabia Saudita) y que reúne 57 Estados, exige la firma de un tratado internacional que defina y reprime el «blasfemia».

A continuación del caso del trailer provocador de una película, cuyos verdaderos patrocinadores no son aún conocidos, pero que se inscribe en el supuesto "Choque de Civilizaciones" y tras las manifestaciones, a veces mortíferas, pero siempre cuidadosamente coordinadas, la Organización para la Cooperación Islámica ha promovido a las Naciones Unidas un texto (rechazado in extremis) invitando a reprimir: "El hecho de atacar los símbolos religiosos y personas consideradas sagradas".

Al mismo tiempo, en Grecia, país donde aún existe el delito de blasfemia, un joven ciudadano fue encarcelado por haberse burlado de un supuesto "santo" del Cristianismo Ortodoxo en un sitio Web.

El 27 de septiembre, la Duma rusa, con la aprobación de las autoridades ortodoxas y musulmanas, aprobó un refuerzo de la represión sobre el mismo tema.

En India, las autoridades católicas han reprochado a la censura de tomar acciones legales contra una película de Bollywood "que crítica el Catolicismo”.

En Francia, con motivo de obras de teatro o de exposiciones consideradas "blasfematorias”, algunos círculos católicos reclaman su prohibición.

En varias partes de Europa, el «delito de blasfemia» todavía es presente en las legislaciones, aunque la fuerza de las opiniones públicas comprometidas con la libertad de conciencia impide que se utilice. Incluso en Francia, en Alsacia, hace unos años se aplico contra activistas de Act-Up, en virtud del código penal alemán que todavía se aplica en Alsacia Mosela.

Y, en este período, cuando la Unión Europea, a través de su Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, la Sra. Ashton, decidió firmar un comunicado con la Organización para la Cooperación Islámica, el Secretario General de la Liga de los Estados árabes y el Presidente de la Comisión de la Unión Africana, un comunicado que dice: "Creemos en la importancia de respetar todos los profetas, cualquiera que sea la religión a la que pertenecen."

Esta posición sólo puede facilitar violaciones de la libertad de expresión y refuerzo de la represión. Amenaza, y no sólo en Europa, todas las legislaciones seculares o laicas, que organizan o protegen la libertad de conciencia, de prensa y de creación. Constituye un peligro para las libertades y la seguridad física de todos porque abre la puerta a una regla arbitraria total.

Las organizaciones, las abajo firmantes, piden la retirada de esta declaración, exigen la cesación de las persecuciones penales contra todas las personas que han sido procesadas en virtud del muy reaccionaria "delito de blasfemia ».

DECLARACION A LA QUE SE ADHIERE “LOS DOMINGOS DEL LAICISTA”