27 julio 2013

Laica Internacional México,

El exdiputado priista Manuel Jiménez Guzmán. Foto: Benjamin Flores

El exdiputado priista Manuel Jiménez Guzmán.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F., (apro).-  El exdiputado priista Manuel Jiménez Guzmán, uno de los más destacados militantes de la masonería en el país, anunció hoy la constitución de Laica Internacional México, una nueva organización masónica cuyo objetivo será promover la “cultura de la laicidad” ante los actuales embates de la jerarquía católica.

A través de un boletín de prensa, Jiménez Guzmán señaló que él asumirá la presidencia de Laica Internacional México, que aglutinará a 65 organizaciones en el país y cuenta con “el aval de la masonería en los cinco continentes del mundo”.

Actual comendador del Supremo Consejo de México de la Masonería, Jiménez Guzmán puntualizó:

“La democracia debe ser laica o no es democracia, por lo que ésta debe llegar por completo a México, ya que en la medida en que avance la democracia avanzará la laicidad”.

Por ese motivo –agregó– la nueva organización masónica está dispuesta a sumarse a las mesas de diálogo del Pacto por México en materia de reforma política.

También hizo un llamado al consejo rector del Pacto por México para que introduzca el concepto de “laicidad” como “una garantía indispensable en la reforma política del Estado”.

Enfatizó:

“Vivimos en un Estado laico, sin embargo no estamos satisfechos, ya que debemos crear una cultura ciudadana de la laicidad y de la libertad, y en eso estamos los liberales, los masones, para que la educación sea el motor fundamental del desarrollo de la nación”.

Jiménez Guzmán, quien ha sido diputado federal y legislador en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, así como dirigente del PRI capitalino, aclaró por último que la postura de Laica Internacional México no es antirreligiosa y tampoco intenta atacar a ninguna Iglesia en especial, simplemente pretende la coexistencia “armónica y civilizada tanto de los que creen como de los que no creen”.

El surgimiento de esta organización se da en el contexto de las actuales reformas al artículo 24 constitucional, que amplían los derechos de la jerarquía católica en materia de “libertad religiosa”, con los cuales los ministros de culto podrán acceder a cargos de elección popular, impartir instrucción religiosa en las escuelas públicas o poseer medios de comunicación masiva.

Los cambios al artículo 24 ya fueron aprobados por la Cámara de Diputados, el Senado y los congresos estatales. Sólo falta su promulgación por parte del presidente Enrique Peña Nieto y su publicación en el Diario Oficial de la Federación.